Jump to content

Lucius.

Miembros
  • Publicaciones

    10
  • Donaciones

    0.00 USD 
  • Se unió

  • Última visita

7 Seguidores

Acerca de Lucius.

  • Rango
    Nuevo

Información

  • Nombre de Personaje
    Lucius_Ciaccone
  • Genero
    Male
  • Ubicación:
    Barinas, Venezuela.
  • Intereses
    Ella.

Visitantes recientes al perfil

138 visitas al perfil
  1. [OFICIAL] Vespucci Criminal Connection.

    Aiutare un collega. (Tratare de subir rol mas seguido, tenganme paciencia)
  2. [OFICIAL] Vespucci Criminal Connection.

    Ferite dal passato.
  3. [OFICIAL] Vespucci Criminal Connection.

    Un nuovo inizio.
  4. [OFICIAL] Vespucci Criminal Connection.

    Estuve un tiempo fuera de la ciudad, tuve un par de negocios con respecto a la compra/venta de autos y me daba mucho dinero. Hace unos días Sant había contactado conmigo básicamente quería un nuevo vehículo para movilizarse y yo se lo conseguí. Me dirigí a cierto punto del barrio italiano e hicimos el trato. . Me baje del vehículo con el maletín y deje las llaves pegadas pues ya no seria mi vehículo, seria de el. Sant saco de su bolsillo un cheque, ya el trato estaba hecho.
  5. [OFICIAL] Vespucci Criminal Connection.

    Urlo di solitudine. Tras la disolución de la Ferranti Crime Family me vi obligado a abandonar la ciudad pues la mayoría de mis colegas se habían ido o se encontraban dispersos en lo que sería una caótica ciudad. Cuando el jefe de nuestro grupo criminal tomo la decisión de irse las cosas se tornaron duras para el resto de miembros ya que comenzamos a ser perseguidos por distintos grupos armados que amenazaban nuestra vida. Sin siquiera pensarlo tome la decisión de irme de la ciudad, iría directamente a Italia a vivir nuevamente con mi madre y mi hermana por ende tome mi auto y en una maleta coloque un poco de ropa para posteriormente dirigirme a el aeropuerto de la ciudad. Después de haber llegado al aeropuerto estacione mi vehículo y deje la llave en el asiento pues en unos minutos llegaría un viejo conocido a recoger el auto y cuidarlo hasta mi regreso. Tras salir de mi vehículo tome mi maleta y me dirigí a la entrada del aeropuerto para posteriormente partir a Italia, estaría dejando muchas cosas atrás pero mi vida vale mas que un poco de dinero. 16 Horas más tarde. Después de un par de horas por fin me encontraría en mi país natal después de mucho tiempo fuera de el. Había olvidado lo grande que era el aeropuerto y la gran calidad de sus estructuras. Tras bajar del avión busque mi maleta y me dirigí a la salida del aeropuerto para así tomar un taxi e ir al hogar de mi madre. 15 minutos más tarde. Habiendo llegado a la casa de mi madre le pague al conductor, abrí mi maleta y coloque el saco dentro de la misma. Posteriormente abro la puerta de la casa y para mi sorpresa una hermosa joven se lanza hacia mi ¡Era mi hermana! Tuve una muy larga conversación con mi hermana y me comento los cambios que ocurrieron en mi ausencia. Terminada la conversación le pregunto por mamá y me dice que se encontraba la habitación de arriba descansando. Despreocupadamente me dirijo a mi habitación, me cambio de ropa y me zumbo a la cama de un salto para finalmente conciliar el sueño. Horas más tarde escucho ruidos en la casa, pero no le di importancia pues pensé que era algún animal dentro de la misma, hasta que escuche un grito proveniente de la habitación de mamá y sin dudarlo me levanto de la cama y me dirijo rápidamente a su habitación, me tropiezo con algunos muebles de la casa y me golpeo con las puertas de la misma pero finalmente logre llegar a la habitación. La escena fue desgarradora, vi el cuerpo de mamá y de mi hermana descuartizados, no pude aguantar las ganas de vomitar y llorar algo había muerto dentro de mí. Lloraba descontroladamente, no podía siquiera pronunciar una maldita palabra, ¿QUIEN FUE EL HIJO DE PUTA QUE ME ARREBATO LO UNICO QUE ERA IMPORTANTE PARA MI? ¿QUIEN SE ATREVIO A MATAR A MI FAMILIA? Estaba devastado, temblaba, no podía estar de pie. Mire a mis alrededores y vi una nota encima de la cama de mi difunta madre, la tome y comencé a leerla: Vayas a donde vayas nunca dejaremos de seguirte. Atentamente: Lebedev. Ahogado en mi furia salí de la casa y busque un teléfono público y llame a un contacto de la ciudad, le pedí la ubicación de los malditos Rusos. Tras hablar con mi contacto decidí llamar a un antiguo amigo mío: Marco Tattaglia. Después de varios intentos por fin Marco atiende el teléfono y le explico la situación. El hombre sorprendido me pide que nos reunamos en uno de sus casinos y allí me dará algunos hombres y armas pues me debía un favor. Colgué el teléfono y pare un taxi para posteriormente dirigirme al casino. 12 Minutos más tarde Habiendo llegado al casino le pago al conductor y me dirijo a la oficina de Marco, toco la puerta y entro en la oficina y veo a todos mis antiguos colegas. Tras una larga charla por tanto tiempo sin vernos procedemos a hablar del tema principal. Le explico la situación detalladamente y sin pensarlo llama a un grupo de hombres y les entrega una gran cantidad de armas y también un par de autos para así vengar a mi familia. Nos dirigimos a los vehículos para posteriormente ir a la mansión de los rusos. Según la información dada por mi contacto los Rusos se encontraban en las afueras de la ciudad, en una mansión antigua donde practicaban torturas, mutilaciones y violaciones. Llegados a la casa nos estacionamos afuera de aquella mansión y recitamos una pequeña oración a Dios y a la virgen María para que así nos perdonara por lo que íbamos a hacer y que los perdonara a ellos por lo que me hicieron. Nos bajamos de los vehículos y nos colocamos en las esquinas de la mansión, se veían guardias alrededor, pero estábamos esperando una oportunidad donde supuestamente harían un cambio de personal dándoles descanso a los que estaban patrullando. Esperamos un par de minutos y justo cuando se fueron entramos al lugar donde lo peor estaba a punto de comenzar. Tire un par de granadas dentro del lugar y allí empezó lo que sería para mí: El comienzo del fin. Los vidrios se rompían, las puertas quebraban, yo mataba, mataba y mataba y mi sed de venganza no disminuía. Los asesinaba sin temblar y sin dudar, algo había muerto dentro de mí, algo murió dentro de mí y un ser totalmente desconocido tomo posesión de mi cuerpo. Solo conocía la ira y la frustración, perdí la cuenta de cuantos asesiné y de cuantos torture mientras me acercaba al lugar donde se encontraría ese hijo de puta de Lebedev, disparaba y después preguntaba ese era mi credo, pateaba las cabezas de todos a los que mataba; mi cuerpo mis manos mi ropa todo estaba manchado en sangre, aparentemente solo éramos mi furia, mi arma y yo. Olvide quienes eran enemigos y quienes eran amigos solo disparaba. Después de haber asesinado a la mayoría de los rusos me dirigí a la habitación de Lebedev, por fin ajustaría cuentas con él. Entre en la habitación y efectivamente ahí estaba, no se había inmutado un poco siquiera por lo que le había hecho a sus subordinados, apunte mi arma hacia el y no se espantó en lo absoluto, de repente salieron 3 hombres de las esquinas y comenzaron a dispararme, una bala impacto en mi brazo y otra en mi abdomen. Era cuestión de tiempo para morir en ese lugar así que en un acto casi suicida tome las pocas granadas que me quedaban y las tire juntas en esa habitación. Cuando entre los 3 subordinados habían muerto y Lebedev se encontraba en el suelo temblando y ahogándose en su asquerosa sangre. Comencé a golpearlo con mis manos desnudas dejando su maldito rostro irreconocible, posteriormente tomé mi arma y le vacié el cargador en lo que le quedaba de cara. Allí en ese momento mire la habitación y me di cuenta de que no perdí ni a una docena de los que me acompañaron y puse una sonrisa en mi rostro pues mis heridas estaban pasando factura, comencé a perder la conciencia y los subordinados de Tattaglia me sacaron de allí y rápidamente me llevaron al hospital más cercano, se escuchaban sirenas a lo lejos y yo no lograba mover un músculo. Llegando al hospital finalmente perdí la conciencia y rápidamente me internaron al hospital. Pasados unos días logre despertar, no sabía el donde estaba, solo mire a mi derecha y había un bolso con bastantes papeles. Allí encontré una nota que decía: Buenas Luigi, cuando leas esto quiere decir que ya te recuperaste. Me tome la libertad de conseguirte nuevos papeles y te cambie el nombre, desde hoy serás: Lucius Ciaccione. Todos los papeles están listos, ya hablé con Salvatore y volverás a Los Santos nuevamente y recuerda que siempre contarás conmigo. Atentamente: Marco Tattaglia. Después de leer esto tome mi ropa y salí del hospital con un nuevo nombre y posiblemente una nueva vida, me dirigí al aeropuerto y tome un vuelo a los santos donde me encontraría con mi nueva familia: Vespucci Criminal Connection.
×